5 técnicas de estudio para éxito en exámenes

5 técnicas de estudio para éxito en exámenes

Generar el camino hacia el éxito en la incorporación de conceptos o vocabulario profesional puede ser más simple con la utilización de técnicas específicas. Aplicar estas estrategias facilitará la asimilación de conceptos técnicos sin que esto signifique estudiar en manera textual los contenidos.

Un cerebro que se ejercita genera éxitos.

Mucha gente carece de hábito de lectura, es por lo que se trabaja con herramientas pedagógicas para acercar la lectura, facilitar la memoria y ejercitar el cerebro.

 

El aumento de memoria es parte esencial para todas las áreas de nuestra vida. Ejercitar el cerebro es fundamental, ya que aumenta la capacidad y lo mantiene sano. Por lo tanto estimular las vías cerebrales desde diversas zonas producirá cambios significativos si se realiza en forma constante. Además estudiar de por sí genera una renovación constante a nivel neuronal, por lo que se mantiene joven el cerebro. Y esto por otro lado se traslada al resto del cuerpo, siendo este órgano el vital motor de todo nuestro organismo.

 

Técnicas sencillas para cada examen

  1. Organización: Establecer metas, fechas con plazo y horas que dedicar cada día para estudiar. Poner papeles adhesivos recordatorios en agendas, objetos o hacer sonar nuestra alarma en el celular pueden ser útiles para no olvidar las tareas que nos hemos asignado. No es necesario generar largas rutinas por día, fijar gran cantidad de unidades o bibliografía. No debe presionarse para leer en cantidad. Lo primordial es la constancia de cumplir con pequeños objetivos. Se pueden marcar fechas en los calendarios ya sean en papel o en aplicaciones de teléfono, generar una agenda con anotaciones de avances y registrar lo aprendido. Puesto que estudiar a distancia ofrece muchas facilidades, aprovecharlas para organizar horarios y tiempos de estudio a gusto.
  2. Tests o Autoevaluación. Para verificar lo aprendido, la atención prestada durante una clase o sesión de estudio. Es así que con ejemplos o ejercicios que puede brindar el profesor o el mismo material de estudio, autoevaluarse pondrá de manifiesto lo que realmente se ha incorporado. Por lo tanto, esta es una de las  técnicas que no define la capacidad de aprender sino que provoca ejercitar la memoria reciente. De esta forma se establece la capacidad de atención y nos da pautas personales para continuar estudiando. Es muy útil para materias en las que se requiere práctica numérica o resolución de problemas a través del razonamiento.

    Hacer notas en papel o digitales, marcar calendarios y otros.

Para aplicar sobre los contenidos

  1. Subrayado o resaltado. Poner énfasis en partes del material de lectura propicia la memoria y destaca lo más importante del texto. No debe pintarse de color o subrayarse demasiado extenso, la idea de esta técnica es acentuar lo importante. Es así que al retomar nuevamente esa lectura, se podrán ver inmediatamente conceptos o títulos que activarán nuestra memoria.
  2. Mapas y redes. Hay personas que tienen mayor memoria de tipo visual. Generar mapas conceptuales uniendo con flechas definiciones, siglas, conceptos o palabras que alegan propiedades. Este tipo de redes y mapas son muy útiles para memorizar categorías, relacionar conceptos o enfrentarlos. La utilización de estos mapas lleva tiempo para hacerlos y mientras se realizan se trabajan los contenidos. Se los relaciona, se los comprende y se los memoriza.
  3. Piensa y genera ejemplos sobre los contenidos. Al poner de manifiesto ejemplos o evaluarlos, incorporamos el contenido de forma dinámica en asociación con la realidad. Esta es la forma de aprendizaje más efectiva. Debido a que para poner un ejemplo concreto se debe relacionar de manera correcta el entorno y el objeto de definición.

Cómo lograr el éxito en los estudios?

Un estudiante exitoso no es aquel que destina largas jornadas a leer contenidos, sino el que logra incorporarlos de manera perdurable. Para obtener resultados todo consiste en la constancia. La misma debe destinarse a estas estrategias propuestas, encontrar la que mejor se adapte a las necesidades y ser organizado. Las técnicas de estudio en general proponen distintos métodos para facilitar la adopción de contenidos, pero la magia no existe, sin iniciativa del estudiante. Por otro lado hay que tener en cuenta que estas técnicas son universales, sirven para cualquier carrera o curso de estudio.

Las técnicas de estudio colaboran de manera eficiente con el progreso educativo.

Resumiendo, con las técnicas ofrecidas anteriormente todo estudiante podrá llegar a fechas de exámenes con la seguridad de tener conocimiento. Por lo tanto, sólo es necesario comenzar cuanto antes a practicar las técnicas de estudio para convertirlas en un hábito.

 

 

No Comments

Post a Reply